Este año cumplimos 15 años desde que iniciamos esta aventura. ¡Si! 15 años. Y nos ha tocado vivir en carne propia cómo las estrategias de comunicación se han tenido que reinventar de manera profunda. Ha tocado desaprender y volver a aprender para mantenernos con fuerza en esta carrera de resistencia.

Tendencias han ido y venido, unas como estrella fugaz y otras para quedarse y, una vez implantadas, evolucionar ya como un elemento integral de nuestro diario hacer.

Entramos aquí en un tema importante y con opiniones enfrentadas en muchos casos. Nos movemos en un mundo digital, no hay duda. Pero ¿las comunicaciones digitales reemplazarán del todo los medios tradicionales? No es un misterio como ante nuestros ojos y con mucho dolor hemos visto disminuir y en muchos casos desaparecer medios impresos muy queridos. Han logrado subsistir los que se han reinventado de uno u otro modo, por supuesto explotando su persona digital de forma coherente y sostenida manteniendo así el “engagement” de su comunidad.

Significa entonces que la cosa es digital si o si….creo que no. Estamos acostumbrados a ver televisión cuando queremos como queremos, pero muchos recurren a ella para sintonizar los programas noticiosos. Spotify ha revolucionado nuestras vidas, pero en un tranque muchos escuchan la radio. Tenemos el Kindle y las tablets, pero muchos no dejarían por nada el olorcito de un libro de papel. La publicidad exterior es otro ejemplo, la tenemos que ver queramos o no y, si la ligamos a estrategias digitales, su impacto será exponencial.

¿Qué viene ahora? Bueno, tantas cosas hemos visto en recientes conferencias y la internet, que parece que el cambio en los próximos cinco años será más radical que en los últimos veinte. Toca seguir vigente, estudiando, analizando y por supuesto ejecutando y midiendo resultados.